Para este viernes he decidido escribir sobre una experiencia personal que ilustra muy bien mi filosofía sobre aprender y superarse. No hay más que solo echar un vistazo a este sitio Web para saber que realmente creo en la capacitación presencial, complementada con recursos online. Y aunque nadie debe cuestionar el valor de una buena formación, el modelo de buscar educación superior en universidades y gastar un zafacón de dinero, mientras que poco a poco se nos van  los años de la vida, es uno anticuado y, en mi opinión, completamente obsoleto.

¿Cómo entonces puede una persona capacitarse para los retos y demandas de la fuerza laboral del siglos XXI? Cada día queda más y más claro que el modelo que funciona es la capacitación corta, con el enfoque de un láser, basada en lograr objetivos claros y específicos. Los llamados talleres o Boot Camps son herramientas clave para conseguir la capacitación y adquirir las destrezas que necesitas para realizar las tareas altamente tecnológicas y especializadas de esta era moderna. Complementas esto con un currículo especializado online y un mentor dedicado a ayudarte y monitorear tu progreso, y tienes el secreto para el éxito en el mundo laboral moderno.

Tengo que decir que durante toda mi vida adulta profesional, he hecho precisamente eso. He buscado capacitación enfocada en objetivos y junto con una determinación de acero, he logrado mis metas. Pero como esto un proceso que nunca termina, por algún tiempo he querido aprender programación de computadora. Crear Apps para dispositivos o para Web, que hagan cosas increíbles, es mi nueva pasión. Por supuesto hay miles de tutoriales online que te enseñan de todo y sobre todo. Pero el gran problema con tutoriales enlatados y sin supervisión, es que llega el momento en que te atascas en algo que quieres hacer, tal vez una variación de un ejemplo, y no encuentras la manera de salir del hoyo. En otras palabras, no hay mentor que te guíe y del cual puedas aprender.

Al rescate llega CareerFoundry.com. Ellos ofrecen cursos online, guiados por un mentor. Cada estudiante se le asigna un instructor (o mentor), el cual es experto en la materia y supervisa tu progreso. Está a tu disposición para contestar preguntas, evaluar tus proyectos y decirte lo que haces bien, y sobre todo, lo que haces mal y cómo mejorarlo. Me encantó el currículo de “Web Developer“. Aquí te enseñan a desarrollar potentes aplicaciones Web. No estoy hablando de diseñar páginas Web, sino de desarrollar todo el “backend” de la cosa.

El costo del curso que dura de 3 a 6 meses es de $1,680 dólares. Es cierto que parece alto, pero si lo comparas con lo que te cuesta un curso similar en una universidad, te das cuenta que es una verdadera ganga. Esto es una de esas cosas que tienes que hacer y no pensarlo mucho, porque después de todo o crees en esta cuestión, o no lo haces. Comienzo el curso el domingo 20 de septiembre de este año, y estoy súper entusiasmado.

De modo que estaré posteando mi progreso e incluyendo enlaces a los proyectos que vaya desarrollando.