¡Al fin compraste esa bella y preciosa iMac que has estado deseando desde la primera vez que la viste! ¡Que figura! Tan delgada y elegante… con unas curvas impresionantes. (Sí, todavía estamos hablando de la iMac). Cuando la prendes y subes el nuevo sistema Yosemite (Mac OS 10.10), en toda su gloria y esplendor, quedas anonadado. Pero ahora, te das cuenta de que uno de los programas más importantes que usas, solamente corre en el sistema Mac OS 10.9 (Mavericks). ¡Decepcionante! Bueno, estoy aquí para decirte que tienes alternativas y que el proceso de degradar o hacer downgrade del sistema es uno facilito y sencillo, siempre cuando sepas lo que estas haciendo. Ahora te cuento.

Primero, este escenario que acabo de describir es muy común especialmente en las empresas editoriales que usan sistemas “editoriales”, valga la redundancia, para crear sus publicaciones. Estos sistemas son muy costosos y la opción de actualizarlos no siempre es viable. Así que, ¿cómo degradamos un sistema? El siguiente tutorial muestra cómo degradar del 10.10 a 10.9, pero en principio, pudiera aplicar a otras versiones de sistema.

  1.  Primero deberás preparar una unidad de arranque o bootable drive. Este puede ser un disco externo o hasta un Flash Drive de 8GB en adelante. (ScanDisk tiene mucha variedad y muy buenos precios). Aquí te dejo con otro excelente artículo sobre cómo hacer esto.
  2. Conecta el USB (unidad de arranque) a la nueva iMac y reinicia a la vez que oprimes la tecla <OPCION> en el teclado.
  3. Escoges la unidad de arranque que debe llamarse Mavericks Installer (o algo parecido) y oprimes ENTER o RETORNO.
  4. Seleccionas el idioma y luego debe elegir <Disk Utility> de la lista de aplicaciones disponibles. La idea es que primero debemos borrar el disco primario de la iMac en preparación para la instalación de Mavericks. Esto es lo que se conoce como un “Clean Install”.
  5. De modo que en Disk Utility, seleccionamos el disco Macintosh HD y luego ERASE. Finalmente cerramos la aplicación.
  6. Ahora seleccionamos Install de la lista y seguimos las instrucciones del instalador.

Esto es todo lo que se requiere para hacer la degradación de sistema. Y aunque la palabra degradación tiene una connotación negativa, tengo que decir que Mavericks es un sistema moderno y muy estable por lo que debe aguantar un par de años, o al menos, hasta que tu programa de terceros sea compatible con Yosemite.